Museo Regional Mixteco-Tlayúa


El museo

El Museo Regional Mixteco Tlayúa se encuentra en una zona árida. Sin embargo, las rocas que aquí afloran nos indican que en el pasado había un gran lago cuyos litorales eran visitados por grandes mamíferos y aves exóticas. Rocas más antiguas de la región se formaron bajo el mar, en ellas encontramos restos de animales espectacularmente preservados. Más abajo en la columna rocosa se haya evidencia de que esta parte del continente de Norteamérica colisionó con África, hace 475 millones de años.


En los alrededores de Tlayúa hay pinturas rupestres y decenas de sitios arqueológicos, que datan del periodo Clásico hasta la Conquista. La actividad artística y comercial más importante que se desarrolló en Tlayúa, fue la alfarería, ya que aquí surgió la cerámica conocida como “Anaranjado delgado”, la cual se utilizó durante el periodo de florecimiento de la cultura Teotihuacana.

Tlayúa: palabra náhuatl que significa “lugar de oscuridad” o “lugar del crepúsculo”. Con este nombre se conoce a una de las barrancas de esta región. Desde la década de 1950 aquí se ubica la cantera del mismo nombre, propiedad de don Miguel Aranguthy e hijos. Un día, los miembros de esta familia descubrieron que las lajas extraídas contenían esqueletos de peces y otros animales. Don Miguel sospechó que esos “objetos” poseían un singular valor científico, y su espíritu altruista lo llevó a decidir que dichos tesoros paleontológicos debían pertenecer al pueblo de México. Por eso, desde 1982 la familia Aranguthy ha colaborado con el Departamento de Paleontología del Instituto de Geología de la UNAM en un ambicioso programa académico. El Museo Regional Mixteco Tlayúa es resultado del trabajo que han realizado.

Tepexi: lugar de peñascos o barrancas.

Bien sabían nuestros antepasados que conocer el entorno natural es valioso. Las abruptas cañadas y escarpadas pendientes de la región esconden en su interior una riqueza que sólo podrá beneficiar a quien tenga la sensibilidad de comprender su presente y su pasado, con el fin de poder impactar el futuro.

El proyecto - Historia y futuro del proyecto


Historia y futuro del proyecto

Al reconocer en las lajas de la cantera de Tlayúa el patrimonio universal que representa el material fósil ahí preservado, don Miguel contactó a personal del Departamento de Paleontología del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México. Las primeras visitas a la Cantera causaron una profunda impresión en los paleontólogos. Se encontraron con un yacimiento comparable en todos los sentidos con la famosa localidad de Solenhofen, Alemania, famosa por la variedad de organismos y el grado de preservación de los mismos.


Una vez involucrado plenamente el Instituto de Geología de la UNAM, el proyecto académico centrado en la flora y fauna fósil de Tepexi de Rodríguez y sus alrededores fue tomando forma. Una serie de donativos, de fuentes tan diversas como la National Science Foundation, la National Geographic Society y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (sin soslayar el financiamiento de la propia UNAM), permitieron a los investigadores del Instituto de Geología llevar a cabo estudios detallados de los organismos maravillosamente preservados en los estratos sedimentarios del Cretácico, Paleógeno y Neógeno en esta porción de la Mixteca poblana. Hasta la fecha, la investigación ha resultado en decenas de publicaciones y ha sido materia de diversas tesis y disertaciones.

Con una base firme en la investigación científica, avalada por publicaciones del más alto nivel, se fue diseñando el proyecto museográfico. La inversión ha ido aumentando paulatinamente, tanto en términos de dinero como en esfuerzo y concepción. El museo es, hoy en día, un digno recinto universitario.

Inicialmente concebido como un museo de sitio, denominado Museo Pie de Vaca en alusión a huellas fósiles que parecen pisadas de ganado vacuno, el museo actual tiene una visión más integral que incorpora la divulgación de conceptos tanto geológicos como paleontológicos. El proyecto a futuro incorpora además aspectos antropológicos y arqueológicos que permitirán subrayar la importancia de esta región en estos rubros

En términos de divulgación de la cultura, el Museo Regional Mixteco Tlayúa refrenda el compromiso de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Contenidos

El Museo Regional Mixteco Tlayúa consiste actualmente en dos módulos. El primero alberga una sala de lectura con material bibliográfico del Instituto de Geología y ejemplares de las tesis que se han desarrollado en los alrededores de Tepexi.


También se encuentra una amplia colección de libros de divulgación científica. Una oficina y un Aula de usos múltiples equipada para conferencias y exposiciones audiovisuales completa las instalaciones del primer módulo.

El segundo módulo, consiste en la Sala Shelton P. Applegate, inaugurada el 2 de marzo de 2006. Esta sala transporta al visitante hasta los mares del Ordovícico (hace 475 millones de años) y le lleva por un paseo que incluye las riquezas del reino mineral y una breve descripción del lenguaje de la Tierra--las rocas. La espléndida manifestación de la vida fósil desde el Cretácico y abarcando el Paleógeno y el Neógeno, se describe mediante organismos espectacularmente preservados cuyas vidas y relación con el presente son motivo de expliciones gráficas y claras.

La Tierra vista desde el espacio parece una enorme canica azul. Desde ahí, el único cambio que podemos apreciar, de un día para otro, es la distribución de las nubes. La parte sólida de la Tierra se ve igual o estática de un día al otro o de un año a otro. Los sismos y los volcanes nos recuerdan cotidiánamente que la Tierra es dinámica-- cambia de un día para otro, pero lo hace muy lentamente.

El Museo Regional Mixteco Tlayúa se encuentra en una zona árida. Las rocas que aquí afloran, indican que en el pasado había un gran lago cuyos litorales eran visitados por grandes mamíferos y aves exóticas. Rocas más antiguas de la región se formaron bajo el mar, y en ellas encontramos restos de animales espectacularmente preservados. Más abajo, en la columna rocosa,se haya evidencia de que esta parte del continente de Norteamérica chocó con África, hace 475 millones de años.

En los alrededores de Tlayúa hay pinturas rupestres y decenas de sitios arqueológicos, que datan del periodo Clásico hasta la Conquista. La actividad artística y comercial más importante que se desarrolló en Tlayúa, fue la alfarería; aquí surgió la cerámica conocida como “Anaranjado delgado”, la cual se utilizó durante el periodo de florecimiento de la cultura Teotihuacana.

Tlayúa: palabra náhuatl que significa “lugar de oscuridad” o “lugar del crepúsculo”. Con este nombre se conoce a una de las barrancas de esta región. Desde la década de 1950 aquí se ubica la cantera del mismo nombre, propiedad de don Miguel Aranguthy e hijos. Un día, los miembros de esta familia descubrieron que las lajas extraídas contenían esqueletos de peces y otros animales. Don Miguel sospechó que esos “objetos” poseían un singular valor científico, y su espíritu altruista lo llevó a decidir que dichos tesoros paleontológicos debían pertenecer al pueblo de México. Por eso, desde 1982 la familia Aranguthy ha colaborado con el Departamento de Paleontología del Instituto de Geología de la UNAM en un ambicioso programa académico. El Museo Regional Mixteco Tlayúa es resultado del trabajo que han realizado.

Tepexi: lugar de peñascos o barrancas.

Las abruptas cañadas y escarpadas pendientes de la región esconden en su interior una riqueza que sólo podrá beneficiar a quien tenga la sensibilidad de comprender su presente y su pasado.

Ubicación y acceso

El Museo Regional Mixteco se encuentra en Tepexi de Rodríguez, Puebla, a escasa hora y media de la capital estatal.


El acceso es sencillo mediante la autopista México-Orizaba, tomando la desviación hacia el sur donde se encuentra el crucero de la carretera a Xalapa. Ocho kilómetros más adelante, uno da vuelta a la izquierda, tomando la vieja carretera Puebla-Tehuacán en dirección hacia el oriente. Recorridos tres kilómetros se encuentra una desviación hacia el sur (derecha). Siguiendo este camino, cuarenta y tres kilómetros más adelante, llega al poblado de Tepexi de Rodríguez. En la entrada del pueblo, a mano izquerda, se encuentra el Museo Regional Mixteco--Tlayúa.

Click para ampliar la imagen

Agradecimientos

Un proyecto académico y cultural de la magnitud del Museo Regional Mixteco Tlayúa debe mucho a instituciones e individuos que apostaron a su favor.


A continuación encuentran una lista parcial de quienes vieron en la propuesta museográfica un medio para impactar a futuras generaciones de personas interesadas en el conocimiento, aprovechamiento y conservación de los recursos que nos ofrece la Tierra en los alrededores de Tepexi, lugar de barrancas y peñascos.

Universidad Nacional Autónoma de México

Dirección General de Obras y Conservación

Dirección General de Divulgación de la Ciencia

El personal de UNIVERSUM

Industral Marmolera Mexicana, S.A. de C.V,

Sr. Amador Niño

Don Miguel Aranguthy Juárez y Familia

El Ayuntamiento de Tepexi de Rodríguez, Puebla

La comunidad de Tepexi de Rodríguez, Puebla

A estos últimos está dedicado este recinto universitario.


Versión anterior ×